domingo, 17 de octubre de 2010

Ese momento cuando besas a alguien y desaparece todo lo que tienes alrededor y lo único que existe eres tu y esa persona. Y te das cuenta de que esa persona es el único hombre al que debes besar el resto de tu vida y sientes por un momento algo realmente asombroso y quieres reir y también llorar. Te inunda la felicidad de haberlo encontrado y te invade el temor de perderlo al mismo tiempo.
Y ahí es, cuando un instante pasa a la historia.






Foto: Valencia por la noche.

1 comentario:

  1. Precioso!!!

    Todo el mundo debería sentir eso alguna vez...

    ResponderEliminar